Ref. A-208

 

Años 70

Japón

Para Nikon

 

 

Aunque exteriormente puedan tener cierta semejanza, la diferencia entre un duplicador como el que nos ocupa ahora, y un tubo de extensión; es que el primero en su interior lleva unas lentes y su misión es convertir la distancia focal en el doble, por ejemplo un objetivo de 50 mm, lo convierte en un 100.

 

Sin embargo el tubo de extensión, esta hueco en su interior y su cometido es alargar la distancia para hacer el enfoque a un objeto que esté muy cerca de la cámara (para macrofotografia, por ejemplo), mientras que el duplicador hace un tele objetivo, mas tele todavia.

 

Éste Kenko está considerado el mejor después del original de Nikon, hay que tener en cuenta de que al ponerselo a un objetivo se pierden dos diafragmas, aunque la calidad continua siendo aceptable.

 

Lo interesante es que con este accesorio, se conservan la medición de la luz y el enfoque a través del objetivo, con la única salvedad de los diafragmas ya citada.

 

 

 

 

 

 

 

 

Duplicador Kenko

A-208.JPG

A-208b.JPG

A-208c.JPG

© 2015 Colección Cámaras Corsino Fernández Fanjul. Email: coleccioncamaras@gmail.com