C-851

C-851

C-851c

C-851c

C-851d

C-851d

C-851b

C-851b

a.jpg
b.jpg

Cámara oscura, (Reproducción)
 

Ref. C-851

 

 

Réplica

20x20 cms.

 

 

Las cámaras oscuras se vienen utilizando para el dibujo y el estudio de la perspectiva desde el siglo X, inventadas por el físico árabe Alhacén cerca de Bagdag. Las primeras consistían en una habitación oscura con un pequeño orificio (estenope) que actúa como un objetivo y hace que la imagen del exterior se refleje en el interior oscuro de forma invertida (ya que el estenope se comporta como un objetivo, que tienen la facultad de invertir las imágenes).

 

Con los años se fueron reduciendo a cajas de madera, y sobre todo a partir del siglo XVI, que se les añade una lente para mejorar la calidad de las imágenes y su luminosidad. Se atribuye el uso de las lentes a Leonardo da Vinci, que describe éstas cámaras en varios de sus tratados. En los primeros tiempos se las conocía como “caja mágica”.

 

Tanto da Vinci como el pintor alemán Durero (ya en el XVI), utilizaron las cámaras oscuras para el dibujo y estudios de la perspectiva geométrica, siendo continuados por otros muchos artistas italianos y Españoles entre los que destacan Canaletto e incluso Velázquez.

Las cámaras oscuras pasan a denominarse cámaras fotográficas, en el momento que las imágenes que se ven reflejadas en ellas, pueden fijarse por algún procedimiento químico.

Aquí vemos una réplica (realizada por el coleccionista), con el espejo interior a 45 grados para enviar la imagen a la ventana superior, donde se realiza el dibujo de la imagen que aparece procedente del objetivo.

Son en definitiva el germen de las cámaras fotográficas y precisamente por eso éstas ultimas, toman el nombre de cámaras.